El olivo: árbol sagrado de la cultura mediterránea

El olivo forma parte de la identidad cultural común de los pueblos del Mediterráneo. Quizá fue en la antigua Asia Menor, actual Turquía, donde se inició hace unos 6000 años el cultivo del olivo. O en cualquier otro pedazo de tierra entre Siria y Grecia. Unos orígenes que después se irían extendiendo desde la cuenca oriental hasta la occidental del Mediterráneo, dejando atrás una estela de mitos, leyendas, historias, y costumbres que durante siglos han moldeado civilizaciones florecientes.
En el Museo Arqueológico Nacional de España se puede contemplar un vaso griego, de aproximadamente el año 340 a. de C., que muestra la disputa entre Palas Atenea y Poseidón para denominar a la que luego se llamaría Atenas. Un olivo completa la escena, después de que la diosa lo hiciera brotar de la tierra y ganase a Poseidón el derecho a darle nombre a la recién fundada colonia del Ática. Un olivo con sus ramas verdes, que a lo largo de los siglos pueblos muy diversos han utilizado para honrar a sus héroes, exaltar las virtudes de sus grandes hombres, premiar el cultivo de las bellas artes y erigirlo en símbolo de la paz.
Cuenta la leyenda que después de que Atenas fuera arrasada e incendiada por el ejército de Jerjes, los atenienses encontraron ruinas y desolación.  Sigue leyendo