Sobre el amor (II). A propósito de un artículo de Félix Rodrigo Mora

Un nuevo artículo de Felix Rodrigo Mora: “Servicio” que es digno de reseña. Lo podemos dividir en dos partes: una trata sobre aspectos básicos a cambiar en el individuo y la otra es una definición de lo que debe ser el servicio una vez comprendido lo anterior.

Se necesita primero el cambio individual, des-identificarse del ego o como él lo define, “no servir al ego”. La base del egotismo es el interés particular y es tan dañino actuar por el nuestro, que para el del otro si este no pone de su parte.

El paso inicial que uno debe practicar para aprender a servir es no ser servido. Que “nos sirvan” o “servir al otro” nos niega la posibilidad de crecer para precisamente servir a la humanidad. Por eso con el otro singular las relaciones han de evitar paternalismos a la vez que ser recíprocas, equitativas y justas, y si el otro no da tampoco hay que darle,  “salvo en situaciones muy especiales en que el otro esté totalmente imposibilitado de sobrevivir sin ayuda exterior”.

Ayudar es favorecer la autoayuda en el otro, mientras que ayudar sin más es destruirle”. Para mí: el principal inconveniente del estado de bienestar paternalista, que destruye a las personas haciéndolas  inválidas cuando no les quita lo básico como está pasando con los “recortes”. O ¿quizá el estado está favoreciendo así nuestra autoayuda?… El mismo estado se puede estar pillando los dedos.

El servicio sólo es a la humanidad y no tiene nada que ver con “servir” en el sentido mercantilista de la palabra. Félix Rodrigo está hablando de amar. El Amor no es lo que llamamos bondad, eso es bobería. No es ser paternalista con el otro sino desearle el bien, y la mejor forma es dejarle que se realice porque como él dice: “el bien del próximo sólo lo puede realizar él mismo”.

Podemos deducir entre otras cosas que sin autogestión no podremos nunca amar el mundo en que vivimos. Esta es mi conclusión tras leer este artículo que te recomiendo.

Puedes leer también en este blog  Sobre el amor (I) y Amor no es igual a buen rollito.

Anuncios