REÍRSE DE UNO MISMO (1).

 

Durante años me he dedicado profesionalmente (o debería decir monetariamente) a la Música como percusionista, creador y profesor.

Con el tiempo descubres que muchos de los pilares de tu ser están basados en clichés estéticos y llegado un momento todos los clichés se muestran absurdos. Saber reírse de uno mismo en general, de sus propios clichés en este caso, es muestra de humildad y rotura con el ego enfermizo que nos enjaula y nos limita.

Aquí un ejemplo de músicos que para desterrar clichés se ríen de ellos y de si mismos y toman su estilo (que otros sacralizan) en clave cómica, para además reírse con la mayor cantidad de gente posible.

Hilarante y sanadora honestidad.

Subnorcracia

 

Y aquí otro trabajo de liberación que creo no hubiese sido posible sin la capacidad del autor de reírse de si mismo.

Generación perdida

¡Que la risa sea contigo! y con tu espíritu.