¿Esto es ciencia o es competencia de poderosos capitalistas?

Aunque estas informaciones pueden estar difundiéndose para promocionar la palabra “vacuna“, recomendamos esta noticia que no saldrá lógicamente en nuestro falsimedia pues también habla de medicina natural en Cuba en su medio hospitalario entre otras cosas. Pero en Cuba también se hace investigación de farmacología convencional además de natural, como se hace en China, que usan ambas medicinas y las investigan sin censurar ninguna. La noticia no son los productos de los que se informa al principio, pues productos similares se están desarrollando en los países donde las multinacionales farmacéuticas si tienen el control. Lo importante es oír qué pasa con los genéricos, incluso que las farmacéuticas puedan estar involucradas en golpes de estado o que usan también medicina natural, o que tienen productos convencionales (ni siquiera naturales) que por el bloqueo económico pueden no estar beneficiando a otros países.

Recordar para terminar que en Cuba también se investiga “científicamente” la “Nueva Medicina Germánica” pero llamándola de otra manera. Como en Nicaragua que se ha aceptado según tengo entendido aunque lo que me pasaron fue un proyecto de ley y no tengo la certeza absoluta. Lo que no entiendo es porqué en Cuba, si están investigando y utilizando la NMG, sin embargo no contratan a Ryke Geerd Hamer que sigue vivo y en activo a pesar de su edad, aunque sólo sea para contar con el consejo del descubridor y mejor conocedor de esta técnica, que ahora se tiene que encontrar exiliado aunque haya dado al mundo el conocimiento que cambiará la historia de la medicina.

Mas información en  La pulila insomne.

Anuncios

Controversias en el tratamiento convencional del cáncer (I)

La medicina oficial en el cáncer (en este artículo nos referimos a la quimoterapia) es útil para urgencias oncológicas de tumores que responden, también para el control de tumores que crecen desproporcionadamente o en lugares inadecuados, o ¿cómo no? en algunos tumores en que podría determinar su curación como tumores germinales. No estamos en contra de estos tratamientos si el paciente decide confiar en ellos, o en recomendarlos en ciertos casos si hay demostrada mejoría de la calidad de vida . Sin embargo en los pacientes incurables o paliativos estas terapias en general están  basadas en estudios estadísticos, hechos por la industria farmacéutica, que concluyen unicamente que  dichos tratamientos agresivos mejoran el tiempo de supervivencia o incluso sólo producen respuesta (control del crecimiento tumoral o reducción de su tamaño) sin mejorar dicha supervivencia.

Cuando los defensores de la salud natural advertimos contra el uso indiscriminado de la quimioterapia y  la radiación, las preocupaciones a menudo giran en torno a cómo estas terapias podrían debilitar y dañar al paciente e impedir a medio largo plazo que pueda vencer al cáncer. Postulamos que deberíamos dar paso en casos seleccionados en los que la quimioterapia no es urgente a otros afrontamientos que en ciertos pacientes han tenido buenos resultados. Sigue leyendo