Un español inventa caldera con un gasto mínimo con la que se podrían calentar las casas mejorando el nivel de vida de toda la población.

El monopolio energético sigue funcionando a pesar de que según la Cruz Roja Española el porcentaje de personas que no pueden mantener a temperatura adecuada su vivienda por el coste económico que ello supone alcanza el 43 por ciento entre las personas que atienden, porcentaje aún mayor en ancianos. Las permanentes condiciones de frío y humedad en una vivienda pueden provocar un aumento de la mortalidad entre las personas mayores de 60 años.
Según estimaciones del Observatorio para la Sostenibilidad en España (OSE), la pobreza energética podría estar siendo causa de más muertes prematuras que los accidentes de tráfico (especialmente entre la población infantil y de la tercera edad). Entre las principales causas que llevan a un hogar a esta situación está el encarecimiento de los precios de la energía, es decir “el monopolio”.

Amplia información.

Anuncios