Se hace imprescindible el despertar.

Es tan grave el ruido que hacen los amos del mundo, como tu silencio.
Es tan grave el ingrediente mortal de la vacuna, como el ingrediente de tus pensamientos (el miedo).
Es tan grave la movilización de un ejército sin alma, como tu pasividad.
Es tan grave la información que ellos te ocultan, como tu ignorancia.
Es tan grave el plan de control mundial, como tu plan de no hacer nada.
Es tan grave su exceso de dinero, como tu exceso de consumismo.
Es tan grave su entusiasmo por derrotarnos, como tu apatía.
Es tan grave su ansia de poder, como tu falta de poder.
Es tan grave el asesinato de inocentes, como tu insolidaridad.
Es tan grave su arrogancia, como tu cobardía.
Y si sabiendo lo que ocurre en el mundo, no despiertas, estás en tu derecho. En tu derecho de elegir la seguridad de la esclavitud y la programación de tu muerte.
Pero no implores justicia cuando veas en qué se ha convertido el mundo que has elegido y ya no quede ningún ángel humano en la tierra para ayudarte…porque nos habremos ido.
Anónimo

Gracias a Mari Valverde y a los que informan. Todo esto puede estar creando “incomodidad” a los “aun dormidos”, pero es necesario.
Además cada uno descubre las cosas cuando está preparado para ello.
Solo se necesita capacidad de unión, y para que el cambio “de sistema” sea posible primero hay que salir de la hipnosis, por eso estas informaciones son necesarias.

Porque no hay curación sin sufrimiento, y si no lo haces ahora para curarte lo sufrirás, y más, posteriormente. Aunque ahora duermas como una marmota, aunque ahora ignores a tus allegados que están haciendo algo a costa de su estabilidad “material”. Aunque estés cómod@ en tu puesto de neofuncionari@: que no te deja realizarte porque acabas exhaust@ y frustrad@: ¿para qué te sirve?, luego culpas a los demás de que no haces lo que “sabes” que deberías hacer, lo que querrías hacer, ya sea pasar consulta, ayudar a los niños, dar clases, o simplemente “estar bien”…

Por el cambio de conciencia.

Anuncios