¿Ataque de “Bandera Falsa” contra las Olimpiadas de Londres?

La pregunta sonaría disparatada, si no fuera por un informe de mayo de 2010 publicado por la Fundación Rockefeller y la Red Global de Negocios (Global Business Network, GBN) que ‘predice’ exactamente eso.

“Los dos elementos fundamentales para una Estrategia exitosa son: ¡El Secreto y la Sorpresa!”      Juan Domingo Perón (presidente y estadista argentino)
De RT Actualidad. Publicado: 15 jun 2012 | 20:09 GMT 75 Adrian Salbuchi, analista y autor.
Puede que sea conveniente prestarle mayor atención a ciertas indicaciones preocupantes de que las olimpíadas de Londres podrían ser blanco de un espantoso ataque de ‘Bandera Falsa’, como parte de la necesidad de los Dueños del Poder Global en su actual impasse estratégico, político y económico a nivel global.
Se denomina ataques de ‘bandera falsa’ a aquellos eventos terroristas y militares que se llevan a cabo de forma controlada y con un altísimo perfil mediático, por naciones política y militarmente poderosas, y por los que inmediatamente se culpa a alguna potencia o entidad extranjera contra la que se desea hacer la guerra. Estos autoataques se utilizan como disparadores que sirven de ‘excusa’ para ‘contraatacar’. Suelen generar un aceptable nivel de daños propios muy pautado y limitado. En todos estos casos la clave yace en averiguar quiénes se benefician y seguir la pista del dinero.
Esta clase de eventos suelen dejar ciertas huellas e indicios (sus ‘estigmas’, por así decirlo), ya que cuando se planifican deben incluir algún tipo de sutil ‘mecanismo de aviso’ que permita que las pocas personas que están al tanto, puedan asegurar que ni ellos, ni sus socios, ni sus amigos y familiares pudieran por casualidad encontrarse ‘en el lugar equivocado, en el momento equivocado’.
¿Se estará preparando algo por el estilo en las mesas de planeamiento de los Dueños del Poder Global respecto de los Juegos Olímpicos de Londres del mes que viene?
La pregunta sonaría disparatada, si no fuera por un informe de mayo de 2010 publicado por la Fundación Rockefeller y la Red Global de Negocios (Global Business Network, GBN) que ‘predice’ exactamente eso.