Perroflautas

Recuerdo como en los días del 15 M una periodoista, con aspecto de pija y llena de maquillaje y nada guapa dicho sea de paso, llamaba “ratas” en falsimedia y con total impunidad, a la gente que quedó en Sol los ultimos días. Otra vez se propelió el: “que se jodan” a los pobres parados. Y ahora de igual manera, generalizan en público y hablan de “perroflautas” para calificar a otro colectivo, en este caso alguien con aspecto de pertenecer a similar casta social e ideología.
No sólo no les vale con que la única maniobra posible del pobre consista en defenderse de sus funcionarios de coersión y represión, sino que también se insulta y se desprecia o se amenaza. Más cuando las amenazas de propeler “ostias” son redundantes, pues las ostias ya las está recibiendo mucha gente, unos por expresarse y otros peor todavía: víctimas además de maniobras premeditadas y simuladoras de supuestas acciones no pacíficas justificatorias de represalias.
Mi duda no es que se trate de errores o actos aislados desafortunados Sigue leyendo