CAMBIO DE PARADIGMA sobre los microbios II

     Las enfermedades infecciosas

 

  Como podréis observar hace tiempo que no se publica en este blog,la vida nos ha llevado por distintos derroteros, pero últimamente me he empezado a preocupar un poco por dos razones:
   Varias personas que me importan y que parecían conocer ya estas verdades y mentiras sobre vacunas y antibióticos, en un momento de, incertidumbre, miedo, presión no lo se… Han decidido medicarse y a sus hijos y por esto en vez de escribirles un email recomendando documentación, he decidido publicar este artículo en la linea del anterior;
CAMBIO DE PARADIGMA sobre los microbios I  e ilando con la 10ª Reflexión – Medicina. Este post está dedicado a ellas.

Sigue leyendo

Cada órgano dañado responde a un sentimiento

Entrevista en “La Vanguardia” a Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica.

 

Emociones

Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones.

 

El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.

Bueno, cada uno es cada cual…

 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?

 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

Sigue leyendo

AZÚCAR

Lo que conocemos por azúcar debería etiquetarse como “azúcar blanca” ,es un “comestible” artificial nada recomendable para la salud. Este “producto” sufre lo que llamamos “refinado” muy complejo (les animo a que se informen de ello),  para convertirlo en lo que nos venden como azúcar (blanco). El azúcar, de color marrón, que contiene minerales y alguna vitamina se obtiene del jugo de caña de azúcar y no se somete a refinado, sino sólo a cristalizado y centrifugado mediante procesos físicos (no químicos potencialmente perjudiciales). Extrañamente en la venta no se le llama azúcar sino que, por motivos que comento después se han visto obligados a llamarle azúcar integral o panela porque nos hemos llegado a creer que “azúcar” es el comestible que no es azúcar sino un sucedáneo.

En vez de hacer un artículo muy científico prefiero que te leas este que pongo en link, si no te puedes ver el vídeo, más fácil de entender que la mejor clase magistral sobre el azúcar que pueda ser dada por un científico muy listo.

Decir que se aconseja ser muy parco en el consumo de azúcar. Sobre todo aconsejo acostumbrar a tus hijos a no consumirlo casi nunca por su bien, por su salud física y mental sobre todo. Y si lo consumes (por ejemplo en un cumpleaños) procura que sea azúcar, también llamado panela y si es biológica: ¡mejor!.  Para tu repostería usa harinas integrales no transgénicas, elimina en lo posible los lácteos usando aceites sanos y usa huevos de gallinas de corral criadas en libertad. No consumas alimentos elaborados que llevan azúcar “blanco” en su composición, que actualmente son “muchísmos”. Ponen azucar en todo lo comestible porque mejora el sabor ¿o porque es adictivo?, pero no porque sea más sano ni mucho menos sea más nutritivo.

Volvamos a la alimentación natural si queremos tener cuerpos sanos y limpios, eficientes, poderosos o que nos sirvan para recuperar nuestras vidas y encaminar las de todos a una sociedad mejor. Sigue leyendo

La pérdida del sentido de la vida es la principal causa de enfermedad y sufrimiento

Por Antonio Tagliati, investigador independiente.

La cooperación (no la competitividad) es la base de la vida. En el estudio de la vida, el punto verdaderamente importante (que no interesa observar porque no da dinero y, encima, crearía gente libre) es ver su dinámica, que se manifiesta en un flujo constante de fenómenos interdependientes cuya intensidad aumenta y disminuye continuamente. Sólo así se puede entender su sentido. Por el contrario, la ciencia académica fragmenta esta visión en miles de fotos estáticas de fenómenos presentados como no relacionados y a los que se pone nombres absurdos e inconexos. En particular, en el cuerpo hay constantemente un flujo de partículas atómicas y subatómicas que vibran como un diapasón en resonancia con el mismo flujo que inunda y rige el universo, y que crea constantemente lo que llamamos vida en la tierra.

La salud es expresión de un flujo correcto.

Lo que se llama enfermedad expresa a veces un bloqueo de este flujo, y muchas más veces es una fuerte reacción del cuerpo a fin de recuperar dicho flujo, cosa que la medicina oficial (y muchas alternativas) considera negativa, por lo que la reacción es suprimida, y ello conduce a la cronicidad. La medicina oficial convierte las reparadoras enfermedades agudas en enfermedades crónicas, y éstas en enfermedades degenerativas. No es de extrañar que los conceptos de “enfermedades crónicas, degenerativas e incurables” sólo existan en la medicina occidental moderna, y no en las Medicinas Tradicionales (ayurveda, tibetana, etc.).

Las bases de este conocimiento ya fueron reconocidas públicamente en los años treinta (Premio Nobel de Medicina de 1931 al Dr. Otto Warburg), pero en seguida fueron abandonadas y, de manera criminal, siguen silenciadas hasta el día de hoy.

Sigue leyendo