Controversias en el tratamiento convencional del cáncer (I)

La medicina oficial en el cáncer (en este artículo nos referimos a la quimoterapia) es útil para urgencias oncológicas de tumores que responden, también para el control de tumores que crecen desproporcionadamente o en lugares inadecuados, o ¿cómo no? en algunos tumores en que podría determinar su curación como tumores germinales. No estamos en contra de estos tratamientos si el paciente decide confiar en ellos, o en recomendarlos en ciertos casos si hay demostrada mejoría de la calidad de vida . Sin embargo en los pacientes incurables o paliativos estas terapias en general están  basadas en estudios estadísticos, hechos por la industria farmacéutica, que concluyen unicamente que  dichos tratamientos agresivos mejoran el tiempo de supervivencia o incluso sólo producen respuesta (control del crecimiento tumoral o reducción de su tamaño) sin mejorar dicha supervivencia.

Cuando los defensores de la salud natural advertimos contra el uso indiscriminado de la quimioterapia y  la radiación, las preocupaciones a menudo giran en torno a cómo estas terapias podrían debilitar y dañar al paciente e impedir a medio largo plazo que pueda vencer al cáncer. Postulamos que deberíamos dar paso en casos seleccionados en los que la quimioterapia no es urgente a otros afrontamientos que en ciertos pacientes han tenido buenos resultados. Sigue leyendo

Anuncios