Cada órgano dañado responde a un sentimiento

Entrevista en “La Vanguardia” a Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica.

 

Emociones

Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones.

 

El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.

Bueno, cada uno es cada cual…

 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?

 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

Sigue leyendo

Anuncios

Sobre el ego (III). Aceptar nuestra parte oscura para la colaboración.

PARTE OSCURA

Portada de “El sol que mora en las Tinieblas”.
Emilio Fiel.
Sobre nuestra parte oscura.

¿Qué es nuestra parte oscura?, ¡suena esotérico o peligroso! pero no, es algo muy humano y natural. Precisamente lo llamamos así (oscuridad) porque no queremos verla. Aceptar nuestra parte oscura para sanarla es ver “nuestros defectos” que no tienen nada de demoníacos. Es aceptar lo que tenemos de negativo o contraproducente, para superarlo.

A ello es a lo que nos referimos cuando hablamos de “cambio personal” previo al cambio de paradigma. El nuevo paradigma es el de la colaboración y esta exige que no nos tengamos miedo unos a otros. Nos tenemos miedo porque creemos que somos diferentes, porque desconocemos al otro y porque hemos estado separados. Y eso es lo que hay que superar.

¿Cómo se consigue  superar nuestra parte oscura?: el miedo, la rabia, la culpa, la desvalorización, etc. Pues no se, cada uno lo va haciendo como puede pero en primer lugar se necesita querer hacerlo y en segundo, persistir.

Sigue leyendo