Reflexión sobre la huelga en sanidad y sobre el Colegio de Médicos

Las declaraciones del presidente de la Comunidad de Madrid en referencia a la huelga de médicos han sido recibidas por el Colegio de Médicos de la región con “estupefacción”. Por ello remite el “28 de diciembre” una declaración y una nota de prensa. Por lo visto se ha emitido en los medios (que todos sabemos de quién son) la acusación de este político hacia los médicos de “utilizar a los pacientes como rehenes” durante la huelga.
Se trata del hecho de si, dadas las cualidades peculiares de la función médica, estaría justificada o no una huelga ya que aquí no estamos hablando de dinero sino de personas y de la necesidad o no de los tratamientos médicos que se dejen de dar.

Un colegio “oficial” es una corporación de derecho “público” de carácter gremial de profesionales, y el colegio “de médicos” representa a los médicos “colegiados” y tiene como función la ordenación de la profesión médica. Pero parece ser, a juzgar por este comunicado, que se está implicando en menesteres propios de sindicatos. De hecho si atendemos a su definición creo que podría sustituirlos salvo por el dato de que la afiliación es “obligatoria”. Pero claro: dice el Colegio que no se trata de un conflicto laboral ni político y supongo que se refieren a que ellos no son un sindicato. El sindicato se supone que defiende a los trabajadores, pero la función de un colegio es “ordenar la profesión”. Se están refiriendo a la Medicina con mayúsculas.

En este sentido el comunicado hace una alusión clara cuando dice: “El Colegio de Médicos anuncia la próxima creación de una Comisión de Calidad que desde un punto de vista estrictamente profesional velará por que la asistencia que se preste en cualquier servicio de nuestra región cumpla con unos estándares exigibles de calidad. Este Colegio considera que esta acción es de especial trascendencia y utilidad en un momento en que los recortes económicos pueden hacer peligrar la calidad asistencial, siendo éste un eufemismo que encierra conceptos menos amables como morbilidad o mortalidad.”

Mi opinión es que como en muchas otras cosas nos están tomando el pelo y que los eufemismos o, mejor dicho, las “falacias” son muchas más, que nos confunden con palabrería. Sigue leyendo

Anuncios