AZÚCAR

Lo que conocemos por azúcar debería etiquetarse como “azúcar blanca” ,es un “comestible” artificial nada recomendable para la salud. Este “producto” sufre lo que llamamos “refinado” muy complejo (les animo a que se informen de ello),  para convertirlo en lo que nos venden como azúcar (blanco). El azúcar, de color marrón, que contiene minerales y alguna vitamina se obtiene del jugo de caña de azúcar y no se somete a refinado, sino sólo a cristalizado y centrifugado mediante procesos físicos (no químicos potencialmente perjudiciales). Extrañamente en la venta no se le llama azúcar sino que, por motivos que comento después se han visto obligados a llamarle azúcar integral o panela porque nos hemos llegado a creer que “azúcar” es el comestible que no es azúcar sino un sucedáneo.

En vez de hacer un artículo muy científico prefiero que te leas este que pongo en link, si no te puedes ver el vídeo, más fácil de entender que la mejor clase magistral sobre el azúcar que pueda ser dada por un científico muy listo.

Decir que se aconseja ser muy parco en el consumo de azúcar. Sobre todo aconsejo acostumbrar a tus hijos a no consumirlo casi nunca por su bien, por su salud física y mental sobre todo. Y si lo consumes (por ejemplo en un cumpleaños) procura que sea azúcar, también llamado panela y si es biológica: ¡mejor!.  Para tu repostería usa harinas integrales no transgénicas, elimina en lo posible los lácteos usando aceites sanos y usa huevos de gallinas de corral criadas en libertad. No consumas alimentos elaborados que llevan azúcar “blanco” en su composición, que actualmente son “muchísmos”. Ponen azucar en todo lo comestible porque mejora el sabor ¿o porque es adictivo?, pero no porque sea más sano ni mucho menos sea más nutritivo.

Volvamos a la alimentación natural si queremos tener cuerpos sanos y limpios, eficientes, poderosos o que nos sirvan para recuperar nuestras vidas y encaminar las de todos a una sociedad mejor. Sigue leyendo

Anuncios

INICIATIVAS LOCALES II

Si en el artículo INICIATIVAS LOCALES I daba a conocer una iniciativa en Inglaterra (que está muy lejos), ahora tengo el placer de presentaros una iniciativa que he conocido en la parroquia de la esquina de mi calle. 

Mucha gente está despertando a la realidad de que los alimentos que podemos adquirir cerca de nosotros y sobre todo en las ciudades, son de calidad dudosa y de salubridad mas que dudosa (Por razones diversas explicadas en otros
artículos como transgénicos, abonos químicos, herbicidas y pesticidas químicos) además de ser tratados, transportados, conservados y almacenados gracias a un montón de petroleo y electricidad, enriquecer a los intermediarios y empobrecer a los productores y sus tierras.

A los que buscamos una alimentación mas acorde con nuestra consciencia nos resulta muy difícil zafarnos de esta  espiral envenenada en la que nos hemos visto sumidos y eso que es una de nuestras necesidades básicas.

La sabiduría popular dice:

“Somos lo que comemos”.

Hipócrates dijo: 

“Que tu alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento”

Bien, todo el mundo de acuerdo, pero todo el mundo nos decimos también:

“Comer sano y responsable es muy difícil” 

Pues resulta que unos chavales  han recuperado tierra de alguno de sus abuelos en Cienpozuelos (Madrid) y están llevando a cabo Sigue leyendo