Ondas de forma II. El impuesto de “la hora” ya en los pueblos.

calimero3En diciembre de 2012, tras la instauración de este nuevo gasto que nos han “impuesto”: “la hora en el pueblo de Galapagar, Madrid“, escribo esta onda de forma.

En mi opinión este impuesto es ilegal porque nos grava más sin razón y se ha “impuesto” no democráticamente. Y es falso  porque no cumple lo que dicen los controladores es su utilidad: facilitar a los comerciantes su labor. Sólo una falsa excusa para instaurarnos otro impuesto más, para sangrarnos más.

zona azul galapagarSi se creen que me trago que tener que necesitar moneditas, ponerles mi matrícula en su registro de coches que aparcan, y estar preocupado por el tiempo, es “aparacar sin problemas” es que me tratan como a un subnormal: se creen que soy subnormal, me están insultando.

Me parece prepotente poner zona azul en zonas donde no hay ni comercios, o en horarios como las 8 de la noche o a la hora de comer, o en parques públicos como el Parque del Oeste en Madrid o en pueblos como este. Y encima por una empresa privada que se está ahora llevando los beneficios. Me están insultando.

zona_azul LlanesCon este “servicio” se espera fomentar la actividad comercial…“?????.

Pues tras un par de meses de su instauración  el camarero del bar donde me “tomaba” el café me dice que los clientes han caído desde entonces por culpa de la hora seguramente también, además impuesta en plena crisis: será para favorecer a los comerciantes… ¿Me están volviendo a insultar?.  ¡Falsos!.

Pienso que debería haber un solo impuesto y no tantos como hay ahora: directos, indirectos, impuestos o por inducción u obligación al consumo (como es el caso),  gravando productos o actividades necesarias para vivir o drogas permitidas, obligándonos a tener que pagar una gran parte de nuestro producto laboral por cosas que ya podrían ser gratuítas como la energía, nuevos impuestos sobre cosas que ya deberían estar cubiertas por nuestros ya pagados impuestos, etc., etc.

Para que podamos calcular cuanto dinero nuestro  maneja el estado y para que podamos saber más facílmente qué es lo que hace o no hace realmente con ese dinero debería, además de existir un solo impuesto, estar publicadas al céntimo las cuentas de: ayuntamientos, provincias, comunidades y estado.

Con esto de los impuestos pasa como con las normas legales: hacen miles de ellas para mantenernos incapaces de controlar lo que hacen los controladores.

Creo que tras unos días de instauración de la “hora” en este pueblo que no la necesitaba, dicho impuesto “sin nuestro consentimiento” está perjudicando sin lugar a dudas a los comerciantes del pueblo y también a los trabajadores y por tanto, ¡encima!, está resultando lo contrario de lo que aluden ellos (los dominadores) para justificarlo, es decir: que nos mienten. Y creo que sólo está beneficiando a los de siempre: los que no saben gestionar nuestro dinero y alteran con ello nuestra energía  y que se adueñan de nuestras vidas asfixiándonos, aunque precisamente “nos los merecemos porque les votamos”.

Un hecho más de control económico-social que nos mantiene aún más  en la supervivencia para quitarnos el poco poder que nos quedase, para que no podamos actuar, y una prueba más de que somos tan débiles que nos dejamos. Recordemos que en Carabanchel el pueblo tomó medidas y consiguió que quitaran esa injusticia.

Aunque también nos dejamos porque, si no, nos responderían con medidas cohercitivas (como dice mucho Felix Rodrigo Mora), pero también porque no nos unimos para que ello no sea así. Porque ya no sabemos ni unirnos para tener una respuesta poderosa a la injusticia.

Por tanto sigo creyendo que lo único posible por ahora hasta que las masas reaccionen, no precisamente con manifestaciones gregarias y arriesgadas ni con peticiones de firmas por internet, es la respuesta individual: no pagar la hora aunque nos jorobe por tener que caminar más, lo cual además de sano para nosotros mismos sólo nos perjudicará cuando nos signifique un inconveniente de tiempo, precisamente a los que somos coherentes y no sumisos.

Porque los “seres nada” seguirán dando al menos por el momento la razón a sus controladores, y ambos (seres nada y controladores) nos harán la vida más difícil a los demás. La responsabilidad de las cosas que están mal es de los que somos conniventes con ellas, osea es de todos.

Y dejo esto escrito aquí con la ilusión de que ello cree una onda de forma que se expanda por el campo mórfico creando conciencia incluso a los que ni siquieran lo leen o a los que no necesitan leerlo, para que en un futuro próximo haya una masa crítica que permita, también a los que no han hecho nada para tener resueltos los problemas, el cambio a la justicia.

Ondas de forma en nuestras acciones, en nuestros pensamientos, en nuestras emociones y en nuestra energía, son necesarias porque crean el mátrix que queremos vivir.

Busca la onda que más te convengan, y haz que te resbalen las que menos, sobre todo piensa que todo tiene un sentido y que todo es necesario menos sufrir a lo tonto.

Un saludo a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s