Manupilación hormonal y cerebral (II). Disruptores endocrinos.

pesticidasEl riesgo para la salud de los disruptores endocrinos (EDCs) por fin es aceptado por las  “autoridades” (OMS) y expuesto en los medios. El 18.02.2013 el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP por sus siglas en inglés) y la OMS anunciaron el contenido de un informe encargado a 16 especialistas para evaluar las evidencias científicas relacionadas con los efectos de estas sustancias. Los efectos de los disruptores son conocidos en el mundo científico desde hace mucho tiempo, son más de 20 años de alertas por la comunidad científica pero los legisladores siguen sin promulgar leyes efectivas para prevenir la exposición a productos químicos disruptores endocrinos. Algo es algo esto de que la OMS nos alerte y que salga en los medios.  Confeccionamos este resumen con información que da la Fundación Vivo Sano que está influyendo activamente sobre este y muchos otros temas importantes para nuestra salud.

Los disruptores endocrinos interfieren en el sistema endocrino (hormonal) responsable de la regulación y funcionamiento de todo el organismo humano, pues influye en el metabolismo, la mente, el crecimiento, la sexualidad y en el ADN.

Siendo muy probables efectos de los disruptores endocrinos alterar el sistema endocrino, el reproductor y el desarrollo intrauterino del futuro hijo, no es descabellado tampoco pensar que puedan estar influyendo en la bisexualización de la población o la pérdida de los roles biológicos hombre – mujer. Problemas físicos graves como cáncer (próstata, testículo, mama), trastornos del metabolismo, trastornos reproductivos, problemas cardiovasculares y alteraciones mentales son los posibles efectos de los disruptores endocrinos.

Productos de riesgo:

 Los disruptores se encuentran en cosméticos, champús, plásticos (juguetes, muebles, chupetes, envases…) así como en conservantes y plaguicidas. Alrededor de 40 plaguicidas en uso en Europa muestran propiedades de disruptores endocrinos y 30 de ellos pueden ser detectados en los alimentos. Las frutas y verduras tienen en su composición una media de 20 pesticidas diferentes.

Sólo los alimentos orgánicos están libres de dichos plaguicidas en la actualidad.

Los EDCs más relevantes que podemos encontrar en los plásticos son: Ftalatos (en el PVC) y Bisfenol A utilizado como material de partida para la producción de policarbonato y “resinas epoxi”, y también detectado (a veces) en otros materiales como poliamida, silicona y látex. Las benzofenonas se encuentran en los filtros ultravioletas de las cremas solares, los parabenes, son usados para extender la caducidad de productos cosméticos como los champús.

Ejemplos de disruptores que pueden estar presentes en el trabajo: Plaguicidas y herbicidas, alquilfenoles, Bisfenol-A, dioxinas, disolventes (ej. percloroetileno), estireno, ftalatos, PBBs, PCBs, Tributilestaño (TBT)

Evitar totalmente el contacto con estas sustancias químicas es casi imposible, ya que se producen millones de toneladas anualmente en todo el mundo y se utilizan en gran número de productos, como juguetes, botellas de agua, lentes para gafas, CDs y DVDs, teléfonos móviles, electrónica de consumo, electrodomésticos, automóviles, etc.

Legislación y pesticidas:

Una mejora notable de la legislación es el criterio de que los productos químicos deben ser prohibidos si las pruebas de seguridad muestran que tienen propiedades muy peligrosas para los seres humanos o el medio ambiente (no se descomponen rápidamente, se acumulan en tejidos vivos, alteran el sistema hormonal, tienen efectos irreversibles sobre el medio ambiente …). Para más información sobre los textos legales acerca de pesticidas: http://www.pan-europe.info/Campaigns/pesticides/cut_off.html

Mancozeb es un carcinógeno multiactivo, capaz de inducir al menos ocho tipos diferentes de cáncer, como el cáncer de mama, hígado, páncreas, tiroides, etc. (Belpoggi, 2002). Otro ejemplo es el carbendazim, cuyos efectos adversos sobre el sistema reproductor masculino son bien conocidos desde hace tiempo. Residuos de ambos productos químicos han sido encontrados en los análisis de frutas y hortalizas contaminadas. Procloraz es un fungicida ampliamente utilizado en los cultivos de la UE. Pertenece a un grupo de plaguicidas denominados conazoles. Como todos los conazoles tiene efectos sobre nuestro sistema hormonal: feminización de la descendencia masculina y malformaciones sexuales. Las mujeres danesas que trabajan en invernaderos mostraron efectos secundarios de este tipo. Los fetos son especialmente vulnerables al procloraz. Además es sospechoso de otros efectos como afectación de las hormonas tiroideas con posible impacto en el desarrollo del cerebro por ello. Al igual que con otros muchos disruptores endocrinos no existe un nivel “seguro” de exposición.

El nuevo Reglamento 1107/2009 establece que los pesticidas con efectos disruptores endocrinos serán prohibidos, pero el procloraz acaba de escapar a esta nueva regulación por los próximos 10 años (se explica cómo en el informe). Se pueden encontrar residuos de procloraz en varios alimentos, los más contaminados son manzanas, pimientos y fresas, pero también se pueden encontrar residuos en frijoles, coliflor, mandarinas y naranjas. (EFSA, 2009).

Hoy en día, el número de pesticidas usados es mayor de 350, ya que los reguladores están disminuyendo los requisitos para su aprobación. Además existen numerosas excepciones, que llegan incluso a permitir el uso de pesticidas ilegales como el dicloropropeno para fumigar suelos. Los nuevos criterios del Reglamento 1107/2009 todavía no se aplican y muchos pesticidas peligrosos, como los que alteran el sistema hormonal, están todavía en el mercado. El Reglamento de residuos (396/2005), define los niveles máximos de residuos plaguicidas en los alimentos (LMR). En el año 2008 se han unificado los LMR en los países de la UE, aunque en algunos casos esto supuso un aumento de estos límites. Pronto se vió que muchos de estos límites suponían un alto nivel de riesgo. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) está de nuevo bajando muchos de los LMR. Pero aunque los LMR sean bajos no son realmente seguros, ya que la Unión Europea no tiene en cuenta el efecto cóctel: el riesgo para la salud está vinculado a la combinación de diferentes residuos. El Reglamento de 2005 exige que este hecho sea considerado. La EFSA viene retrasando desde hace 7 años la inclusión de los efectos combinados.

Lentitud legislativa:

La Comisión tiene que llegar a un borrador de criterios en diciembre de 2013. Esto es un ejemplo de como la legislación europea es muy lenta en la aplicación de leyes para proteger la salud de sus ciudadanos. Tras el borrador de criterios, habrá que realizar los test necesarios a los plaguicidas y la prohibición de un disruptor endocrino sólo se considerará tras estas pruebas y evaluaciones. Esto se traduce en que pasarán años hasta que la mayoría de los plaguicidas mencionados en esta guía desaparezcan de nuestra comida.

Cómo protegerse:

La forma más segura por ahora de evitar los disruptores endocrinos es informarse y efectivamente intentar evitar el contacto con ellos.

– Los productos orgánicos están totalmente libres de pesticidas sintéticos. Estos alimentos se cultivan según unas normas muy estrictas que garantizan que ninguna sustancia química nociva haya sido utilizada. PAN Europe recomienda a los consumidores elegir productos orgánicos siempre que sea posible, especialmente en el caso de mujeres embarazadas y niños. Lo mejor es acudir a tiendas de alimentos especializadas que solamente ofrezcan alimentos orgánicos. Cada vez existen más asociaciones en Europa que ofrecen alimentos orgánicos cultivados por los productores locales. Comprar en estos lugares no sólo es bueno para su salud, sino también para la de su comunidad y para el medio ambiente en general, ya que promueve la producción local y de temporada.

– Utilizad botellas y envases de vidrio en vez de plástico ante la duda de los componentes de estos o la incapacidad propia de poderlo saber.

– Con la excepción de Austria, en toda la Unión Europea se permite la venta de chupetes que contienen BPA (Bisfenol A): asegúrese de utilizar únicamente los chupetes etiquetados “libre de BPA”.

– Reducir el consumo de alimentos enlatados. El interior de las latas se recubre con una delgada capa plástica, principalmente compuesta de resinas epoxi, que liberan BPA en la comida.

– Si no puede consumir sólo comida orgánica, establezca prioridades: deberían evitar productos que contienen residuos de plaguicidas, como lechuga, tomates, pepinos y manzanas. Son preferibles los plátanos frente a las manzanas, las espinacas frente a la lechuga, las zanahorias sobre los tomates, etc. Además de los pesticidas sistémicos que se encuentran en la piel y la carne de los alimentos o las plantas, la mayoría de los residuos de plaguicidas se concentran en la piel de los productos. Lavar las frutas y verduras con jabón y aclarar con agua caliente, a pesar de que esto no va a eliminar todos los plaguicidas, el lavado ayuda y es un buen hábito a tener en cuenta.

– Y por supuesto evite insecticidas y plaguicidas en su hogar (biocidas). Yo evito todo tipo de sprays (insecticidas, ambientadores, cosméticos, etc) en mi casa y mi trabajo.

– Para mí la mejor medida de presión además de dejar de consumir cosas contaminadas sería utilizar sus derechos como consumidor: solicitando información sobre los residuos de plaguicidas en los productos a la venta, o pidiendo productos orgánicos en los supermercados (puede encontrar ejemplos de cartas en inglés en la web http://www.disruptingfood.info/join-the-campaign).

Más información:

Ver Kortenkamp, “State-of-the-art assessment of endocrine disruptors”, 2012 & European Environment Agency , Technical report No 2/2012: The impacts of endocrine disrupters on wildlife, people and their environments – The Weybridge+15 (1996– 2011) report, web: http://www.eea.europa.eu/publications/the-impacts-ofendocrine-disrupters

“Environmentally Induced Epigenetic Transgenerational Inheritance of Ovarian Disease », Eric Nilsson, Ginger Larsen, Mohan Manikkam, Carlos Guerrero-Bosagna, Marina I. Savenkova, Michael K. Skinner, School of Biological Sciences, Center for Reproductive Biology, Washington State University, Pullman, Washington, United States of America.

Posición de la Endocrine Society (Endocrine reviews, June 2009), apoyado en 2011 (Science 331:1136) por otras 8 asociaciones representando 40.000 científicos.

Basándonos en dos fuentes, PAN Europe identificó hasta 43 pesticidas diferentes con riesgo de ser disruptores endocrinos:

Lista KEMI (2008): la Agencia Sueca de Productos Químicos ha recogido todos los casos de pesticidas disruptores endocrinos de los expedientes de evaluación de los plaguicidas. Estos expedientes se basan principalmente en pruebas de seguridad obligatorias de pesticidas realizadas por la propia industria.

Revisión Mc Kinlay sobre la investigación científica de los EDCs en literatura abierta: 2008 McKinlay, R., Plant, J.A., Bell, J.N.B., Voulvoulis, N. Endocrine disrupting pesticides: implications for risk assessment. Environment international 2008; 34(2):168-83.

Manipulación hormonal y cerebral I

http://www.istas.net/ma/decops/

http://www.migueljara.com/tag/quimicos-toxicos/

Anuncios

6 pensamientos en “Manupilación hormonal y cerebral (II). Disruptores endocrinos.

  1. Pingback: Manipulación hormonal y cerebral I « El Mundo Despierta

  2. Pingback: Homosexualidad y Bisexualidad « El Mundo Despierta

  3. Pingback: Manipulación hormonal y cerebral III « El Mundo Despierta

  4. Pingback: El progreso no es gratis, lo pagamos en enfermedades. La epidemia Química « El Mundo Despierta

  5. Pingback: La epidemia Química; El progreso no es gratis, lo pagamos en enfermedades. | Información por la Verdad

  6. Pingback: Para presumir hay que sufrir…e incluso enfermar: Los tóxicos en los cosméticos | Miradas por el Desarrollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s