Alimentación y Nutrición (III)

Sin lugar a dudas la mejor conferencia sobre nutrición que jamás haya oído en toda mi vida, publicada en La Caja de Pandora, pero que ahora no sabemos muy bien por qué ni quien han quitado de la red libre. La puse en este artículo pero ya no podemos verla, se siente, cosas de la libertad “de mercado”.

Se trata”ba” de la información básica que deberíamos saber al terminar la educación primaria, la que deberían saber también las madres con hijos con síndrome de hiperactividad (ver desde minuto 51), la que deberían saber todos los pacientes de cáncer y la que deberían tener en cuenta todos los gestores y responsables de las leyes (políticos) y por tanto responsables de los efectos que tienen en nuestra salud:  las leyes, la ¿información? de los mas media, la ¿educación? en escuelas e universidades, las leyes de mercado, las normas sociales, etc.

En ella se habla”ba” mucho de responsabilidad individual (cambio individual que tanto defiendo), porque no se trata tánto o “sólo” de quejarse o informar de lo que no se informa en otros medios, sino de adoptar actitudes “individuales” encaminadas a cambiar el mundo. Además como se dice también en la charla, en los medios, poco a poco, también se está empezando a informar “tímidamente” de algunos temas (a partir del minuto 12).

Desde ahora me comprometo a que siempre que me vaya a tomar un cortadito lo pediré de esta manera aunque se rían de mí: “quiero un cortado de café natural y biológico con leche de avena y estevia para endulzarlo o en su defecto panela (verdadera azúcar integral de caña)”, aunque al camarero le suene esto como cuando de broma les pedíamos en nuestra juventud una “leche de pantera“.

Os deja”ba” aquí esta joya que se debería escuchar en las facultades de medicina dentro del programa de la hasta ahora inexistente asignatura de “Nutrición”.


Hay otras muchas actitudes que podemos adoptar “individualmente” para cambiar este mundo en relación al tema de la nutrición, y en ello los que más “responsabilidad” tenemos somos las personas que ya estamos informados y concienciados del tema. Podemos hacer lo que ya he sugerido a la hora de pedir un café, sin fanatismos, sin negarnos a tomar lo que nos den finalmente si realmente, conscientemente, lo deseamos. O podemos pedir también “un vaso de agua con el zumo de limón natural” que además de simpáticotónico (tanto o más que un café) es alcalinizante y aporta vitaminas, minerales u oligoelementos. Podemos Exigir en todos los restaurantes, especialmente “los de lujo”, que nos den pan integran biológico, panela, limón natural, zumos sin azucarar, carne limpia, pescado que no sea de piscifactoría, etc., etc. o, si no, no ir a esos restaurantes más si el “producto” es el mismo que nos dan en nuestro bar de barrio, que sin embargo tiene una elaboración que es mas casera, por muy lujosos y caros que sean y muy buenos (azucarados) que nos parezcan los platos. El otro día fui en ave y a pesar de la clavada del billete los productos que sirven en el bar me parecieron nefastos para mi salud: no tienen panela, no tienen leche vegetal, tienen un pseudo pan integral probablemente azucarado en un sólo tipo de sandwich, el café no es natural, etc., etc. En el cambio de estas cosas está la fuerza de  nuestra responsabilidad. Los padres que quieran llevar a sus hijos al comedor del colegio deberían  tomar acciones similares, al menos solicitarlas por escrito y en su caso exigir la respuesta también por escrito de las razones por las que se les diera una negativa. En todos los supermercados deberíamos exigir también que tuvieran los “alimentos” que “deseamos” o, si no, solicitarlos por escrito, en los grandes almacenes expresar nuestra demanda de una herboristería o cosas similares.

Porque no olvidemos que el mundo está mal a lo mejor principalmente porque las relaciones se guían por intereses que no son los de los “usuarios” del mundo sino los de algunos de ellos que si tienen el poder. La ley de la oferta y la demanda pareciera que se ha reducido a la ley de “la reducción al máximo del coste y la incitación a aumentar la demanda por métodos propagandísticos desinformativos, todo ello para beneficio del empresario, ni siquiera del comerciante“. Es decir: la ley de la oferta y la demanda no se está siguiendo actualmente, se está siguiendo otra cosa que nada tiene que ver con ella. Si no: no me habrían quitado del supermercado recientemente el único pan sin aditivos e integral que podía comprar en él. Porque demanda tenía: de hecho cada vez que lo traían se agotaba, lo que pasa es que al “comerciante” (no a mi) no le convino por el margen de beneficios  o por la razón que fuera, o tambien no lo pudo hacer porque el “mercado” se lo impidió por la competencia “desleal” de otros productos que sin embargo son mucho menos recomendables para mi salud. Y aquí entran los “gestores” que deberían dedicarse a regular estas cosas y no otras, pero también interviene la “etica” de los empresarios dedicados a vender cosas que se permiten comer, y fijense que no digo alimentos y finalmente nuestra ética: que ni siquiera hacemos nada para aunque sólo sea “intentar” modificarlo.

Al final todo es conciencia: tuya o mía que accedemos, del gestor que no regula, del empresario que sólo busca beneficio (ver video) , de la madre que da comestibles en vez de alimentos al hijo, del comerciante que no intenta vender cosas naturales, del fabricante que ahorra para su beneficio, del periodista que publicita lo que le dicen y no lo que investiga, del famoso que realiza el anuncio por dinero y dice cosas que no ha contrastado… Porque al final es la salud y la vida de todos nosotros que se basa en la responsabilidad de todos estos intermediarios,  “no sólo la de papá estado”. Ya sabemos que hay control pero lo que no hay, por ahora, es suficiente oposición a ese control por parte de nosotros. Resistencia pasiva como decía Gandhi, resistencia que  hemos conseguido que tenga que ser  “activa” con nuestra connivencia porque es 100 veces más dificil para el consumidor alimentarse bien que hacerlo mál a la hora de conseguir los productos en el mercado. Pero seguirá siendo resistencia pasiva porque cambiar actitudes haría cambiar, por ley de oferta y demanda, el mercado que creemos que no podemos cambiar. Igual que ya está pasando con la medicina natural, que poco a poco, chino chano, está pudiendo contra la química, y así una transnacional de transgénicos tiene que ver con una  marca de estos productos. Y aquí si que entra, vuelvo a decir, la responsabilidad individual, el cambio individual del que tanto hablo siempre.

Agradecería a los lectores: que hicieran preguntas de lo que no entienden o de lo quieren ampliar de esta charla, o que amplien contenidos. Y entonces si que megustará responder o comentar, ya sea para ampliar, documentar, explicar y ayudar a la gente o para agradecer las informaciones dadas. Porque los comentarios de lucha, de queja, de negatividad, de crítica hacia mi persona, o de rabia mal encaminada no los pienso responder, pues ello sólo potencia la conciencia de víctima que todos debemos evitar. Y me da igual que esta conciencia de víctima fuera o no promocionada intencionadamente (ya lo dudo y cada vez más) pues creo que esta conciencia a la que hemos llegado no es consecuencia de una conspiración perfectamente orquestada sino sólo algo dirigida (porque tanto poder no tienen).

Una supuesta conspirración  “mantenida” por nosotros que nos encargamos de controlarnos los unos a los otros: cuando nos reimos del diferente, cuando despreciamos al familiar que lo único que quiere es ayudarnos con informaciones nuevas, cuando desviamos los comentarios de un post a otros temas negativos, absurdos, inútiles o manipulados, cuando criticamos al profesional con otros temas diferentes al de su profesionalidad, cuando manipulamos con nuestro victimismo para conseguir beneficios para nuestro ego aunque perjudicándonos a nosotros mismos. Debemos comenzar a cambiar “nosotros” para conseguir que el mundo cambie, el mundo no lo va a hacer por nosotros, los políticos no van a cambiar si seguimos votando “nosotros” a los mismos políticos, los bancos no van a cambiar si seguimos pidiéndoles “nosotros” más préstamos que se cobrarán mediante usura, las relaciones no van a cambiar si seguimos juzgando “nosotros” al otro porque vemos en él “nuestros” defectos, etc., etc. Poder personal que es imposible tener si uno está enfermo, si hace una dieta ácida, si toma productos que causan dependencia y muchas otras cosas cuya mejora solo depende en última instancia de “nosotros”.

Como dice el relato zen expuesto en la misma charla que recomiendo:

Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó: “¿Cómo puedo liberarme, maestro?”. Y el maestro contestó: “Amigo mio… ¿y quien te ata?”.

Así que si han etiquetado a tu hijo de TDHA, o si no va bien en el colegio, o si tiene problemas de ánimo, o si es agresivo  o si tiene muy mal humor o si tú o tu pareja estais con problemas de ánimo no tienes derecho a quejarte si antes no has intentado darle la dieta que recomendamos en los tres post de Alimentación, y le das suplementos “nutricionales”,  mientras se cura, con un complejo vitamínico B, Zn (como aceite de pipas de calabaza) y ácidos grasos esenciales que los hay ya de decenas de marcas diferentes.

Que el alimento sea tu medicamento.

Anuncios

2 pensamientos en “Alimentación y Nutrición (III)

  1. No se si sera mejor un pez ( pescado) del mar que debe estar saturado de metales pesados y otros que se botan al mar…o uno criado en estanques…que al menos sabemos que les proporcionan de comida…hay alguna diferencia entre los dos tipos?

  2. Si: que al de piscifactoría posiblemente (no lo sabemos hasta que no nos lo digan) le alimenten con piensos obtenidos de cultivos trangénicos además de medicarlos si es preciso cosa que tampoco sabemos si hacen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s